dilluns, 22 de febrer de 2010

CHARLA-COLOQUIO "POR LA MUJER"

 En pleno siglo XXI seguimos viviendo en un sistema patriarcal y capitalista, un injusto orden social que no hace más que generar desigualdad entre sexos, basándose en los rolles de géneros y creando una constante división sexual en ámbitos laborales, sociales, públicos y hasta privados.

Con este motivo la JCPV, y teniendo cerca el día de la mujer trabajadora, organiza en Castellón una charla-coloquio, cuya ponente será la feminista y camarada Esther Sanz Selva, que mediante un análisis a la sociedad patriarcal, nos explicará el porqué sigue vigente y en que le beneficia al sistema capitalista esta situación de explotación y servidumbre de la mujer, y la importancia de buscar soluciones. Una charla donde todas y todos podremos participar con nuestras opiniones para buscar conclusiones y acciones que nos ayuden a que día tras día la mujer trabajadora sea un poco más libre.

dissabte, 6 de febrer de 2010

ME...

Me sobras. Me sobras si no me haces ningún bien, si lo que me aportas es estéril, si tus palabras están vacias, si tu vida es simplemente una larga rutina... pero odio, odio todo lo que se interpone entre tu cuerpo y el mio, así sea el aire.

Me agotas. Me agotas con tus sermones, con tus divagaciones, con tus frases largas, que nunca llevan a nada, pero... te deseo, deseo tu sexo, tu cuerpo, tu olor, tus besos, tu sudor...


Me fastidias.Me fastidias cuando me vacilas, cuando me utilizas, cuando me miras con altanería, pero... te busco, te busco por las esquinas, por los rincones, en los amaneceres, en mis sueños.

ME...
ME hundes, ME levantas, ME chafas, ME abrazas, ME corroes, ME besas, ME arrastras, ME acaricias, ME matas, ME...haces falta, ME...sobras, agotas, fastidias.

dimecres, 13 de gener de 2010

el camino


Las cosas podrían haber sucedido de cualquier otra manera y, sin embargo, sucedieron así.Daniel, el Mochuelo, desde el fondo de sus once años, lamentaba el curso de los acontecimientos, aunque lo acatara como una realidad inevitable y fatal. 
... Su padre entendía que esto era progresar; Daniel, el Mochuelo, no lo sabía exactamente. El que él estudiase el Bachillerato en la ciudad podría ser, a la larga, efectivamente, un progreso.
...Pero a Daniel, el Mochuelo, le bullian muchas dudas en la cabeza a este respecto. Él creía saber cuanto puede saber un hombre.
Leía de corrido, escribía para entenderse y conocía y sabía aplicar las cuatro reglas. Bien mirado, pocas cosas cabían más en un cerebro normalmente desarrollado. No obstante, en la ciudad, los estudios de Bachillerato constaban, según decían, de siete años y después,los estudios superiores, en la universidad, de otros tantos años por lo menos.¿Podría existir algo en el mundo cuyo conocimiento exigiera catorce años de esfuerzo, tres más de los que ahora contaba Daniel? Seguramente en la ciudad se pierde mucho el tiempo -pensaba el Mochuelo- y, a fin de cuentas, habrá quien... al cabo de catorce años de estudio, no acierte a distinguir un rendajo de un jilguero, una boñiga de un cagajón. La vida era así de rara, absurda y caprichosa.
 
 
 
...
- ¡Mochuelo!
Se arrojó de la cama exaltado, y se asomó a la carretera. Allí abajo, sobre el asfalto, con una cantarilla vacía en la mano, estaba la Uca-uca.
Le brillaban los ojos de una manera extraña.
-Mochuelo, ¿sabes? Voy a la Cullera a por la leche.No podré decirte adiós en la estación.
Daniel, el Mochuelo, al escuchar la voz grave y dulce de la niña, notó que algo  muy íntimo se le desgarraba dentro del pecho.

-Adios Uca-uca - dijo el Mochuelo. Y su voz tenía unos trémolos inusitados.
-Mochuelo, ¿te acordarás de mi?
Daniel apoyó los codos en el alféizar y se sujetó la cabeza con las manos.Le daba mucha vergüenza decir aquello, pero esta era su última oportunidd.
-Uca-uca...- dijo al fin-. No dejes a la Guindilla que te quite las pecas, ¿me oyes?¡no quiero que te las quite!
 
Y se retiró de la ventana violentamente, por que sabía que iba a llorar y no quería que la Uca-uca lo viese. Y cuando empezó a vestirse le invadió una sensación muy vívida y clara de que tomaba un camino distinto del que el Señor le había marcado. Y lloró, al fin.

dimarts, 12 de gener de 2010

Miedos...

"El miedo o temor es una emoción caracterizada por un intenso sentimiento habitualmente desagradable, provocado por la percepción de un peligro, real o supuesto, presente, futuro o incluso pasado. Es una emoción primaria que se deriva de la aversión natural al riesgo, la amenaza..."

Miedo a qué, me pregunto...
a no besarte,
si tus besos me son ajenos,
a no abrazarte,
si tus abrazos no buscan lo que yo busco,
a no verte,
si cuando te veo ya no sé quien soy,
tal vez a perderte,
pero si para perderte, primero tengo que tenerte...

Miedo a sentir...
a desearte como siempre, como nunca,
a amarte eternamente, a no olvidarte,
a saber que no me amas, no me esperas, no me deseas,
a ser tu incondicional, a quedarme contigo,
a dar sin recibir, a morir viviendo, pensando en ti.


Miedo  a que ella nunca nunca vea, lo que yo por ella doy... temo enamorarme de ti